Conservación de las células madre de la SCU

Las células madre que provengan de la SCU deben ser almacenadas criopreservándose, desde el momento de su extracción hasta su utilización en los casos correspondientes. A continuación, te explicamos brevemente el proceso de conservación.

Primero, cuando ya se ha extraído la sangre del cordón, es enviada al banco contratado para su almacenamiento. En este paso, no obstante, es importante que durante el traslado a este último lugar haya estado conservada entre 4º y 10º dentro de unos contenedores especiales.

Luego, estando en el laboratorio se aíslan las células que contenga la sangre, para que luego estas sean congeladas a -196ºC (Sólo así se pueden conservar durante años, y también sirve  para comprobar su estado en el tiempo a través de análisis especiales). Asimismo, pasan por un tanque de cuarentena previo a su congelamiento final.

Sin comentarios

Añade tu comentario